miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ríos de otoño


Falta menos de un mes para que se acabe el otoño, pero en muchos montes de la cordillera cantábrica y de los Picos de Europa todavía se puede disfrutar de la variedad de colores y sonidos de esta estación. Los pequeños arroyos que hace unos pocos meses estaban casi secos corren ahora ladera abajo alimentados con el agua de las últimas lluvias.


Las hojas de los robles, castaños y avellanos que llenaban de verde las orillas, se amontonan ahora en el suelo, atrapadas por las ramas y las rocas, mientras otras siguen el curso del río arrastradas por la corriente.


Aguas abajo, al suavizarse la pendiente, los ríos se ensanchan y las aguas se calman. Y las hojas que viajaban con la corriente ahora se mueven despacio, flotando ingrávidas sobre el fondo.


Video grabado en un afluente del Ríu Ponga (Asturies)

Pero en la Naturaleza nada se desperdicia. Millones de microorganismos y de insectos acuáticos, triturarán y descompondrán esas hojas, reintegrándo sus nutrientes a la cadena trófica. Y dentro de unos meses, las hojas verdes volverán a cubrir los árboles de las orillas. La vida no se detiene, solo cambia.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Setas peligrosas: Amanitas

Amanita phalloides

De todas las setas que podemos encontrar en la Península Ibérica, la más peligrosa de todas es la Amanita phalloides, una especie cuya ingestión puede resultar mortal incluso en dosis muy pequeñas. La mayoría de las intoxicaciones se producen por confusión con otras setas comestibles, como por ejemplo los champiñones, de los que se distingue por la presencia de volva y porque las laminillas son blancas, mientras que en los champiñones son rosadas. Esta especie puede encontrarse en todo tipo de bosques, aunque suele ser más común en bosques caducifolios.

Amanita phanterina

Otra especie tóxica del mismo género que la anterior es la Amanita pantherina, que tiene un sombrero de color pardo con manchas blanquecinas. Esta especie es muy tóxica en ocasiones también puede resultar mortal.

Amanita muscaria

La seta más conocida del género Amanita, y posiblemente una de las setas más conocidas por todos es la Amanita muscaria o Atrapamoscas, ya que esta seta contiene una sustancia, la muscarina, que es capaz de matar a las moscas. Esta especie, al igual que sus dos parientes anteriores es tóxica, aunque no suele resultar mortal, pero si producir vómitos y diarréas. Las características manchas blancas que cubren el sombrero esta especie son restos de la volva y pueden perderse después de día de lluvia intensa, por lo que pueden aparecer completamente lisas.

Pero no todas las especies de Amanitas son venenosas o tóxicas. Curiosamente, una especie de este género, la Amanita caesarea, es considerada como una de las mejores setas comestibles e incluso como la reina de las setas. Su nombre científico se debe al emperador romano César Augusto, ya que eran su plato favorito. También eran las favoritas del emperador Claudio, lo que aprovechó Agripina para mezclarle unas pocas Amanitas phalloides en un plato de caesareas y causarle la muerte.

Pero nadie mejor que Carlos Arguiñano y Manuel Manquiña para explicarnos la diferencia entre estas dos especies de setas:



NOTA: haced click en las fotos para verlas a mayor tamaño.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Por algo nos llaman PIGS

El acrónimo PIGS se acuñó a mediados de los años 90 del siglo pasado para referirse a las economías del sur de Europa (Portugal, Italy, Greece, Spain), y se popularizó a partir de 2009, con el agravamiento de la crisis económica, ya que estos eran los países que tenian una economía más endeudada.

No hace falta ser muy perspicaz ni tener el título de Inglés de la Escuela Oficial de Idiomas, para saber que este famoso acrónimo es una palabra inglesa que significa CERDOS, por lo que no sentó demasiado bien a la población de estos países. Pues curiosamente, ese acrónimo nos sienta como un guante y no solo por nuestra depauperada economía, por lo que en vez de quejarnos deberíamos hacer algo para evitarlo.


En la figura anterior se representa el número de expedientes abiertos a cada pais miembro de la Unión Europea por infracciones medioambientales, desde el 1 de enero hasta el 19 de noviembre de 2012. Pues como se puede apreciar, los cuatro PIGS son los que tienen un mayor número de expedientes abiertos, y entre estos cuatro, el más PIG de todos es España, con 29, por lo que volvemos a situarnos en la cabeza de una lista, aparte de la de destrucción de empleo, en la que estamos muy cerca de batir un record mundial.


Pero si nos fijamos en el gráfico anterios, la situación es aun peor, ya que muestra los casos en los que el país miembro no cumple con las sentencias del Tribunal de Justicia europeo. O sea, que a pesar de estar sancionado por esa infracción, el Estado hizo caso omiso y no la resolvió. Esto implica que el caso llegará de nuevo al tribunal que podrá imponer una cuantiosa multa, en ocasiones de varios millones de euros.

Las sanciones que paga el estado Español, y que seguirá pagando mientras no solucione los problemas por los que fue sancionada son cuantiosas. En este documento se pueden ver 38 de las sanciones que ha pagado o está pagando el Reino de España hasta el año 2011 (ahora ya serán unas cuantas más). ¿Y quien paga esas multas? Pues por supuesto no las pagan los infractores, ni los gestores y políticos responsables de esos icumplimientos. Esas sanciones las pagamos todos los ciudadanos de este país con nuestros impuestos.

Ante estos datos, solo me queda reafirmarme en lo que comentaba hace unos días. Nuestra especie se merece cada día mas un cambio taxonómico. La especie Homo cerdus (Homo porcus sería más apropiada etimológicamente, como apuntó un lector), tendría en nuestro país la subespecie nominal, el Homo porcus porcus.

NOTA: haced click en los gráficos para verlos a mayor tamaño.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Havelda


Hace unos días, una hembra de havelda (Clangula hyemalis) fue encontrada por Elías García y otros ornitólogos en el embalse de San Andrés (Xixón) y pude localizarla de nuevo hoy por la mañana. Esta anátida se reproduce en la tundra ártica y se presenta esporádicamente en la Península Ibérica. Al igual que ocurre en otras anátidas, las observaciones más frecuentes corresponden a jóvenes y hembras, que se suelen dispersar más lejos que los machos adultos, ya que estos permanecer más próximos a las zonas de reproducción.



A principios de mes apareció un individuo de similares características en las Ría de Tinamenor (Cantabria), que se vio por última vez hace poco mas de una semana.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Playas interiores


Cuando vamos a la playa y nos sentamos frente a la orilla, lo normal es que se nos pierda la vista mirando a la mar. Pero esto no ocurre en todas las playas. En el oriente de Asturies, en el concejo de Llanes, nos podemos encontrar con playas que surgen en medio de los prados, rodeadas de árboles y alejadas de la línea de costa.

Una de estas playas, la de Cobijeru, se conecta con la mar por una galería de más de 50 metros de longitud por la que el agua de mar entra y sale al ritmo de las mareas. El origen de esta playa y de la próxima y más conocida de Gulpiyuri, se debe a la inundación por el mar de una dolina de origen kárstico



La orilla de Cobijeru está formada por cantos calizos y arenas cuarcíticas traídas desde las sierras interiores por el pequeño arroyo que desemboca en ella.

Quizás después de visitar Cobijeru tengamos que cambiar nuestro concepto de lo que es una playa. En esta playa no hay sombrillas ni tumbonas, pero lo que es más sorprendente es que no hay horizonte.

NOTA: como siempre, podéis hacer click sobre las fotos para verlas a mayor tamaño

lunes, 19 de noviembre de 2012

Se acabaron los eufemismos: ¿Por qué hablar de controlar cuando queremos exterminar?

Hubo un tiempo en el que los representantes públicos cuidaban su lenguaje, sobre todo al expresar sus opiniones sobre ciertas actuaciones que podían resultar incómodas. Usaban giros verbales y frases con doble sentido para tratar de evitar expresiones que no eran "políticamente correctas", nunca mejor dicho. Los eufemismos estaban a la orden del día, se hablaba de controlar, de mantener las poblaciones de algunos animales dentro de unos límites, de regular las poblaciones, de llegar a un compromiso, de equilibrio sostenible. Se evitaban términos como matanzas o eliminaciones y se sustituían por controles selectivos y extracciones. Se publicaban normas y boletines limitando el número de animales "dañinos" que se iban a "controlar", aunque luego se "extrajeran" muchos más de los permitidos. Al fin y al cabo los responsables de controlar que no se sobrepasara ese número eran los mismos que estaban disparando, por lo que no resultaba muy complicado saltarse la norma.

Hace unos años se disimulaba, había un cierto miedo a lo que opinaran otras personas que podían considerar esas actividades como éticamente deplorables o al menos cuestionables. Pero todo eso ha cambiado. Quizás cansados de dar rodeos y de ser tildados por algunos colectivos de cazadores,  pescadores o de ganaderos, de andar entre dos aguas y de ser demasiado condescendientes, o más probablemente después de confirmar donde está el mayor semillero de votos, nuestros políticos se han quitado la careta definitivamente. Han dejado a un lado los eufemismos y han expresado sus opiniones sin tapujos. Ya no hablan de controles ni de regulaciones, ahora directamente y tal como se puede comprobar en un artículo aparecido en la prensa hoy mismo, ya hablan de "campañas de exterminio" y no de controles. En este caso, el afectado será uno de los de siempre, el cormorán grande, que después de varios años de controlarlo, descastarlo, regularlo y "manejarlo sosteniblemente", ahora se pretende exterminar de una vez por todas. Se acabaron las medias tintas, ni controles ni nada. Los matamos todos y así se acabó el problema.


Pero el cormorán no es el único, el lobo también es una alimaña dañina que no merece estar entre nosotros. Aun así hace años se disimulaba y algunas zonas se respetaban. Ahora no, se habla de "zonas libres de lobos", y en una vuelta de tuerca asombrosa, ahora las matanzas masivas se hacen dentro de los Parques Nacionales, teóricamente en los espacios en los que la fauna salvaje debería estar más protegida, ahora sobran los lobos. Antes también se mataban, incluso el anterior biólogo jefe del PN de Picos de Europa mató a 7 lobeznos con sus propias manos hace unos cuantos años. Pero por aquel entonces, se disimulaba, y aunque luego este señor no fuera sancionado por su comportamiento, los políticos hablaban de actos deplorables y de depurar responsabilidades. Ahora no, la propia Consejera de Agroganadería del Principado de Asturias se hace fotos junto a aquellos que solicitan el exterminio total de los lobos dentro del Parque Nacional. Antes los representantes públicos cuidaban mucho sus apariciones y su imagen, ahora no, ya no hace falta disimular, se han quitado la careta.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Vida sobre la muerte


Otoño es la estación de las setas por excelencia. Durante estos días es frecuente encontrar gente buscando setas comestibles por los prados y montes, pero además de estas especies, otras muchas setas suelen pasarse por alto debido a que no tienen valor gastronómico. A pesar de no ser comestibles, estas setas desempeñan un importante papel ecológico, ya que participan activamente en la descomposición de los organismos una vez que mueren y en la reintegración de la materia orgánica al ecosistema. A este tipo de hongos se los denomina saprofitos, y para alimentarse de estos organismos muertos primero liberan enzimas que solubilizan la materia orgánica que posteriormente será absorbida.


Entre las raíces de un ablanu arrancado por el viento, varios grupos de setas y hongos planos han colonizado todos sus rincones. Al fijarnos en el tronco sólo observamos los carpóforos, que son las estructuras que conocemos como setas y gracias a las cuales se reproducen sexualmente, pero la mayor parte del hongo se encuentra en el interior, fuera de nuestra vista. Antes de que aparezcan los carpóforos, durante los meses previos o incluso durante varios años, se ha ido desarrollando la red micelar en el interior de la madera, que es la que realmente la ha estado descomponiendo durante ese tiempo.

Pero no todas las especies de hongos se instalan en la madera a la vez. Algunas especies, como la Amillaria mellea, son capaces de atacar árboles aun vivos y provocarles la muerte. En cambio otras especies sólo colonizan la madera muerta y en algunos casos sólo aquella que ya se encuentra medio descompuesta por la acción previa de otros hongos.

NOTA: haced click en las fotos para ampliarlas 

viernes, 16 de noviembre de 2012

Homo cerdus

Compartiendo la basura con el prójimo en Llanera, Asturies.

Si tuviéramos que definir a la especie humana por una característica única, una característica que la diferenciara del resto de especies animales, esa sería su extraordinaria capacidad para producir basura. En el año 2008, los ciudadanos de la Unión Europea generamos 2615 millones de toneladas de residuos, todo un record para una población de 510 millones de personas. Algunos dirán que la inteligencia nos define mejor, pero si consideramos inteligencia como la capacidad de resolver problemas, o incluso como la capacidad de entender y comprender, hay muchas especies animales, no solo de mamíferos superiores, sino incluso algunos moluscos como pulpos o calamares, que se pueden considerar inteligentes.

Así que asumámoslo, somos únicos y especiales en algo, somos fábricantes compulsivos de mierda. Pero no sólo somos capaces de producir millones de toneladas de basura al año, sino que en una prueba de generosidad sin límites, compartimos esa basura con el resto de especies para que disfruten de ella como nosotros. Y la repartimos y la enviamos lejos, aprovechando ríos y mares para que todos los organismos tengan su porción y no se sientan discriminados.

Martinete en el Río Nalón disfrutando de nuestra generosidad

Mientras que los primeros representantes de nuestra especie generaban residuos orgánicos, como el resto de animales, a medida que nuestra especie fue "progresando", la variedad de residuos aumentó y actualmente, la mayoría de nuestra basura ya no se degrada, sino que se acumula durante años e incluso siglos, formando bonitos mosaicos multicolores en cada rincón del planeta.

Albatros poco agradecido después de suicidarse comiendo nuestras generosas ofrendas

En el Océano Pacífico hace unos años que se formó una nueva isla, su superficie es de 1.400.000 kilómetros cuadrados y está compuesta totalmente de basura, principalmente plásticos. No ha hecho falta ninguna erupción volcánica, nosotros solos lo hemos logrado. Chris Jordan, del que ya he hablado varias veces en este blog, ha filmado varios vídeos sobre esa isla y sobre sus efectos sobre la fauna.

Basura en una playa de Novellana, Asturies

Cada vez tengo menos dudas de que en 1758, cuando Linneo propuso el nombre científico de Homo sapiens, al considerar la sabiduría como el  rasgo más característico de nuestra especie, aun no tenia todas las piezas del puzzle. Estoy seguro de que si el bueno de Carolus hubiera vivido en la actualidad, no habría dudado en nombrar a nuestra especie como Homo cerdus, con todo el respeto para los cerdos, que son unos animales mucho más limpios que nosotros.

NOTA: la tercera acepción de la palabra cerdo en el diccionario de la RAE ya tiene en cuenta esta faceta humana tan caracteristica: "coloq. puerco (hombre sucio. U. t. c. adj."

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cisnes cantores


La sorpresa de los últimos días ha sido la presencia de un grupo de cisnes cantores (Cygnus cygnus) que desde hace casi una semana han elegido la Ría de la Villa para pasar unos días o quizás todo el invierno. Del grupo inicial, formado inicialmente por 7 aves, cuatro adultos y tres jóvenes, se separó unos de los adultos que parece que ha decidido continuar su estancia en solitario en este estuario.



Ayer por la mañana me acerqué por la ría para intentar verlos, y después de visitar los lugares habituales, al subir al Picu, desde donde se divisa toda la desembocadura del estuario, me los encontré en el porreo de Sebrayu, recien levantados después de pasar allí la noche. En su por ahora corta estancia en la ría, parece que ya conocen todos sus rincones como si llevaran aquí toda la vida.


Pero los cisnes cantores han aparecido en más lugares del Cantábrico en los últimos días. Aprovechando una visita personal a Cantabria me acerqué a la Ría de Tinamenor, y allí pude ver a un joven de esta especie que lleva aproximadamente el mismo tiempo en la zona que el grupo de la Villa.

Los cisnes cantores se reproducen en Islandia y en el norte de Europa y Asia, emigrando hacia el sur al llegar el otoño. De todas formas, su presencia en la Península Ibérica, aunque no excesivamente rara no suele ser muy frecuente y la mayoría de los ejemplares que aparecen corresponden a individuos solitarios o grupos familiares.

Cisnes cantores en Caerlaverock, Escocia, en noviembre de 2004

Los cisnes cantores son muy gregarios durante la invernada y suelen concentrarse en los mismos lugares durante décadas. Uno de esos lugares es la reserva de Caerlaverock, en el sur de Escocia, donde pasa le invierno la práctica totalidad de la población islandesa de Cisnes cantores, compuesta por varios miles de individuos.

Las condiciones meteorológicas adversas pueden hacer que algunos cisnes se desvíen de sus rutas migratorias habituales y acaben llegando más al sur de lo habitual. En algunos casos, estas visitas son muy cortas y pronto deshacen el camino para retornar a sus lugares habituales, pero en otras ocasiones, sobre todo si encuentran un lugar tranquilo y con alimento suficiente, pueden prolongar su estancia durante varios meses. Esperemos que nuestros invitados tengan la suficiente tranquilidad para que podamos disfrutar de ellos durante los próximos meses.

NOTA: como siempre, haced click en las fotos para verlas a mayor tamaño

viernes, 9 de noviembre de 2012

Aves y anzuelos


Es cierto que una imagen vale más que mil palabras, incluso muchas veces más que mil denuncias. No recuerdo las veces que comenté en este blog los casos de Cormoranes moñudos que mueren todos los años en artes de pesca, tanto en redes como en palangres. La mayoría pierden la vida al lado de sus colonias de cría, donde según el plan de manejo de la especie no deberían producirse ya que tras su aprobación se deberían haber adoptado las medidas necesarias para evitar esas muertes. Pero los planes de manejo son papel mojado si los responsables de hacerlos cumplir se desentienden de ellos, si cuando pedimos explicaciones nos hablan de problemas de competencias entre consejerías, de intereses contrapuestos y de burocracia, que ni yo ni mucho menos las aves, comprendemos ni queremos comprender.

El cormorán del que podéis ver su radiografía fue recogido en la playa de Bañugues en agosto de este año mientras luchaba por soltarse de un palangre. Se había tragado el anzuelo pensando que era un pez inofensivo, quizás demasiado fácil de capturar. Mientras subía la marea, ya con el anzuelo clavado en su estómago, se le hacía cada vez más difícil mantenerse en la superficie para poder respirar. Y a cada intento de soltarse, el anzuelo se clavaba más y más profundo mientras se iba desgarrando por dentro.

Pudo ser rescatado antes de morir ahogado, pero el anzuelo se le había clavado tan adentro que los veterinarios no fueron capaces de sacárselo por temor a producirle más lesiones que las que ya tenía. Se tuvieron que limitar a cortar el sedal lo más abajo posible y a confiar en que se pudiera recuperar.


Sin demasiadas esperanzas de que pudiera salir de esta y tener una segunda oportunidad, el cormorán fue liberado en el mismo sitio donde se le había rescatado días atrás. En algunos casos, los animales son capaces de formar callosidades al alrededor de objetos extraños que pueden quedar en el estómago, y de hecho, hemos encontrado varias veces álcidos con varios anzuelos en el tubo digestivo que habían logrado sobrevivir.

No sabemos si este cormorán lograría recuperarse o si las heridas que se produjo al intentar soltarse fueron demasiado graves. Lo anillamos por si lo volvíamos a ver con el código J1 pero desde entonces no tuvimos más noticias de él. Lo que tenemos claro es que no será el último moñudo en caer en un aparejo, y con cada muerte la población reproductora de esta especie seguirá allanando su camino hacia la extinción. Y mientras tanto, los responsables de evitarlo siguen sin hacer nada, pero siguen hablando de competencias, de intereses y de burocracia.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Remontando el río

Con la llegada del otoño, los salmones empiezan a remontar los ríos en busca de las zonas de desove. Aun tendrán que pasar casi dos meses para que se produzcan las primeras puestas, y hasta entonces tendrán que superar cascadas y saltos de agua y pasar por zonas de fuerte corriente quedando en ocasiones casi en seco.

¿Cómo se vería la remontada de uno de los ríos cantábricos a través de los ojos de un salmón? Quizás sería algo parecido a esto:



Durante su estancia en el río, los salmones apenas se alimentan, por lo que toda la energía necesaria para realizar este viaje la obtendrán a partir de las reservas acumuladas durante los meses previos.