viernes, 31 de octubre de 2008

Nunca llueve a gusto de todos

Hace varios días que llueve sin parar en todo el Cantábrico. El fuerte temporal que sufre la Península Ibérica parece no dar tregua y da la impresión de que el invierno a llegado de golpe, con nevadas en cotas muy bajas. Mientras las aves migratorias abandonan el norte en busca de lugares de climas más benignos, los anfibios aprovechan esta época para reproducirse. En una pequeña charca temporal a la orilla del Río Color, cerca de la localidad de la Matosa (Piloña, Asturies), la población de Rana temporaria que ya seguimos desde hace varios años se encuentra en pleno apogeo reproductor.

En esta pequeña cuneta encharcada, de no más de 5 metros de longitud, se han congregado más de 100 machos de Rana mientras las hembras van apareciendo poco a poco. En algunas ocasiones, las hembras ya aparecen con un macho agarrado a su espalda. Las puestas ya casi cubren la totalidad de la lámina de agua y la temporada de cría, que ya ha comenzado a principios de septiembre aun durará hasta entrado el mes de diciembre. Los picos de reproducción coindicen con los días lluviosos pero no demasiado fríos.
Muchas de las puestas se perderán al secarse parte de esta charca pero otras muchas darán lugar a renacuajos, que una vez producida la metamorfosis volveran a esta misma charca después de dos o tres años.

Además de ranas, las salamandras también aprovechan los días lluviosos. El suelo empapado les parece perfecto tanto para buscar alimento como para buscar pareja. Es la época de partos y de apareamientos. Tal como vemos en la fotografía, esta salamandra pertenece a la subespecie S.s. bernardezi, ya que se puede apreciar perfectamente la linea lateral negra a lo largo de los flancos.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Atardecer en la Talaya

En la Punta de la Talaya (Tapia, Asturies), después de un día de lluvia aparece un rayo de sol justo antes del atardecer mientras el agua bate insistente al pie del acantilado.

lunes, 27 de octubre de 2008

Una nueva subespecie de salamandra

Salamandra salamandra alfredschmidti

La salamandra común (Salamandra salamandra) es una especie que presenta un alto grado de variación geográfica a lo largo de su rango de distribución. En la península ibérica se habían descrito hasta el momento ocho subespecies (S.s. bernardezi, S. s.almanzoris, S. s. bejarae, S. s. crespoi, S. s. fastuosa, S. s. gallaica, S. s. morenica, y S. s. longirostris), que externamente se diferencian por la distribución del patrón de manchas y por la extensión relativa de las zonas negras y amarillas.

Salamandra salamandra alfredschmidti

En Asturies, la subespecie más característica es la S.s. bernardezi que tiene un patrón de coloración listado, con una línea negra en el dorso y otra línea negra a lo largo de cada flanco. En otras zonas de la Península, resultán más frecuentes las formas negras con manchas amarillas.
En el valle del Río Tendi (Piloña, Asturies) se ha localizado una población de salamandras que se caracteriza por la ausencia de esa banda lateral . Análisis moleculares de DNA mitocondrial han confirmado la existencia de diferecias significativas entre estos ejemplares y S.s bernardezi, por lo que ha sido descrita como una nueva subespecie: Salamandra salamandra alfredschmidti . Este trabajo ha sido publicado en la revista alemana "Salamandra" (Köhler, G & Steinfartz, S (2006) A new subspecies of the fire salamander,Salamandra salamandra (LINNAEUS, 1758) from the Tendi valley, Asturias, Spain. Salmandra 42: 13-20)

Salamandra salamandra alfredschmidti (variedad parda)

El día 21 de octubre realizamos un muestreo en la zona descrita en el artículo y encontramos una gran cantidad de individuos de ésta subespecie. Cerca del 80% de los individuos, además de la ausencia de la banda lateral negra mostraban una coloración parda, en muchos casos casi marrón oscuro.

sábado, 25 de octubre de 2008

Los fayeos de otoño

Durante el mes de octubre los fayeos cantábricos muestran la mayor variedad de colores de todo el año. En está epoca los verdes se alternan con los ocres y los rojos. Muy cerca del Puertu Payares, una pequeña pista nos lleva por un bosque mixto en el que alternan Hayas (Fagus sylvatica), Robles (Quercus robur) y Abedules (Betula pubescens).

La coloración de los árboles va cambiando a medida que aumenta la altitud, y mientras por encima de los 1200 metros muchos árboles ya han perdido la totalidad de sus hojas, en altitudes más bajas aun abunda el color verde.

Las hayas predominan en este bosque y durante este mes muchos árboles pueden presentar al mismo tiempo hojas con toda la variedad de colores imaginable.

Afortunadamente, en Asturies aun tenemos numerosos bosques de hayas que han permanecido inalterados durante décadas, pero desgraciadamente muchos de ellos desaparecen todos los años víctimas del fuego y las talas a matarrasa. Esperemos que aun podamos disfrutar durante mucho tiempo del espectáculo del Fayeu en otoño.

viernes, 24 de octubre de 2008

La salamandra rabilarga

Una de las joyas de la herpetofauna cantábrica es la Salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica). Se trata de un endemismo ibérico cuya distribución está restringida a Galicia y Asturias y el oeste de Portugal hasta la Serra da Estrela. Esta especie se caracteriza por tener un cuerpo muy alargado, con una cola cuya longitud duplica la longitud del cuerpo, pudiendo alcanzar los 16 cm de longitud total.

La salamandra rabilarga siempre se encuentra asociada a arroyos sombríos y muy húmedos, normalmente dentro de bosques caducifolios, aunque en algunas ocasiones puede aparecer en zonas menos arboladas e incluso dentro de plantaciones de eucaliptos

Una de las características más singulares de ésta especie es que al igual que ocurre con las lagartijas es capaz de desprenderse de la cola cuando se siente acosada por un depredador. Este método de defensa que recibe el nombre de autotomía, le permite escapar ya que el fragmento de cola se sigue moviendo durante unos minutos lo que distrae la atención del depredador. La cola se regenerará posteriormente.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Setas de otoño



Durante el pasado fin de semana muchos prados aparecieron cubiertos de setas. Fueron suficientes unas lluvias y la posterior subida de temperaturas para que en un día aparecieran cientos de setas de la especie Macrolepiota procera. Esta especie es muy frecuente en la mayor parte de la Península Ibérica y suele aparecer en prados y claros del bosque. Se trata de una especie comestible que puede alcanzar un gran tamaño, en algunas ocasiones se han visto ejemplares con un sombrero de hasta 40 cm, aunque lo normal es que oscile entre los 10 y los 25 cm.

domingo, 19 de octubre de 2008

Azafrán silvestre



A finales de verano y principios de otoño los prados de la campiña asturiana se tiñen de azul. Ese color se debe al azafrán silvestre (Crocus serotinus), que florece en esta época siendo la señal inequívoca de la llegada del otoño. Esta planta está provista de un pequeño bulbo del que brota un tallo que termina en una flor azul con una corola de estambres de color anaranjado intenso. Dentro de unas pocas semanas habrá desaparecido y no volverá a florecer hasta el siguiente año.

miércoles, 15 de octubre de 2008

El Pito real

El Pito real (Picus viridis) pertenece a la familia de los Pícidos, que comúnmente son conocidos como pájaros carpinteros. Esta familia se caracteriza por tener un pico muy fuerte que usan para hacer agujeros en los árboles, tanto para buscar comida como para hacer huecos donde ubicar sus nidos. Otras características de ésta familia son la presencia de una lengua muy larga que les sirve para buscar insectos en las grietas de la madera, un craneo reforzado para soportar los golpes producidos al picar los árboles, y los dedos de las patas apareados de forma opuesta, dos hacia adelante y dos hacia atrás.
La mayoría de las especies de esta familia están ligadas al medio forestal siendo el Pito real el que puede verse con más frecuencia fuera del bosque, siendo frecuente en la campiña asturiana. Asimismo, es frecuente observarlo en el suelo buscando hormigas.
El ejemplar que ilustra ésta entrada lo fotografié en Nuveana (Cuideiru, Asturies) a través de la ventana, lo que me permitió poderlo ver mucho más cerca de loque suele ser normal en la naturaleza.

lunes, 13 de octubre de 2008

Polluela pintoja

La Polluela pintoja (Porzana porzana) es un ave típicamente ligada a humedales y zonas de carrizal. Esta especie no cría regularmente en la Península Ibérica y sólo hay unas poca citas de reproducción confirmada en las marismas del Guadalquivir y en Aragón. Aparece de vez en cuando durante los pasos migratorios y en ocasiones algunos ejemplares invernan en la zona cantábrica. Al igual que otros miembros de la familia Ralidae, resulta dificil de localizar debido al hábitat que ocupa, ya que en ocasiones pasa desapercibida al ocultarse entre la vegetación del carrizal, por lo que es posible que nos visiten más ejemplares de los que parece.

Hoy mismo se han observado como mínimo dos ejemplares inmaduros en las charcas próximas al Cierrón, en la Ría de la Villa (Asturies). Las fotos que ilustran esta entrada corresponden a un individuo adulto que observé en diciembre del año pasado en el mismo lugar.

domingo, 12 de octubre de 2008

Chorlitos dorados

Una de las aves que más relacionamos con la llegada del otoño y el invierno es el Chorlito dorado (Pluvialis apricaria). Esta especie, junto a la Avefría (Vanellus vanellus) suele protagonizar irrupciones masivas durante las olas de frío, cuando el suelo en latitudes más septentrionales se hiela y les resulta imposible obtener alimento. Además de estas irrupciones esporádicas, el Chorlito dorado se suele presentar en el Cantábrico durante los pasos migratorios y algunos ejemplares se quedán a pasar el invierno.


El sábado 11 de octubre observamos un grupo de varios ejemplares que entraban desde el mar a la altura de los Penedos Blancos (Castropol, Asturies). Aunque se pueden localizar en playas y roquedos, esta especie suele aquerenciarse en praderías y campos labrados, donde se alimenta de insectos, gusanos y otros invertebrados. Su plumaje invernal, que contrasta con la llamativa librea nupcial, le ayuda a ocultarse entre las hierbas, por lo que muchas veces resulta muy difícil de localizar. Desgraciadamente es una de las especies de aves más codiciadas por los cazadores, que abaten miles de ellas cada año.

jueves, 9 de octubre de 2008

Rana bermeja

Con las primeras lluvias de otoño las poblaciones de Rana bermeja (Rana temporaria) de las zonas bajas comienzan la reproducción. Esta rana es una de las especies más comunes de anfibios en la cornisa Cantábrica, encontrándose desde el nivel del mar hasta altitudes superiores a los 2000 metros.
Al contrario que en otras especies de anuros, ésta especie muestra dos sistemas de reproduccón bien diferenciados: el prolongado y el explosivo. A baja altitud presentan un sistema de reproducción prolongado, que se caracteriza porque la época de puestas se prolonga durante varios meses (en Asturies, normalmente de septiembre a diciembre). Por el contrario, en zonas de montaña superiores a los 1500 metros de altitud, el sistema de reproducción es explosivo. A estas altitudes el inicio de la reproducción está condicionado por la retirada de la cubierta de nieve y hielo de las charcas en primavera y al contrario que en zonas bajas, los apareamientos se concentran en un periodo de unos pocos días en las que toda la población acude a las charcas al mismo tiempo.

El apareamiento en los anuros recibe el nombre de "amplexus". Las hembras que acuden a las charcas (en zonas bajas, normalmente por la noche) son agarradas por el macho, que permanece en esta posición hasta que la hembra comienza la puesta, momento en el que los huevos son fecundados. Son frecuentes las disputas entre machos observándose en ocasiones varios machos intentando aparearse a la vez con la misma hembra. Después de unos minutos el macho más fuerte (o el mejor colocado) se queda sólo con la hembra. Al finalizar la puesta la pareja se separa.

En pleno apogeo de la reproducción se pueden observar varios amplexus al mismo tiempo en un pequeño espacio. Las hembras solo acuden a las charcas para poner los huevos, y una vez efectuada la puesta la abandonan. Por el contrario, los machos permanecen durante varios días seguidos a la espera de nuevas hembras.

martes, 7 de octubre de 2008

Chovas piquigualdas

La Chova piquigualda (Pyrrhocorax graculus) es un córvido típico en las cumbres de la Coordillera Cantábrica y los Picos de Europa. Raramente se desplaza por debajo de los 800 metros de altitud. Se trata de una especie muy gregaria, que frecuentemente se agrupa en bandos que en ocasiones pueden superar el centenar de aves. Suele anidar en colonias situadas en cuevas o en cantiles inaccesibles.


En algunas zonas de los Picos de Europa, como en los Llagos de Cuadonga (Cangues d'Onis, Asturies) y en los alrededores del teleférico de Fuente De (Cantabria), se muestran muy confiadas. En esta zona, el grupo GIA-León esta llevando desde hace varios años un proyecto de anillamiento de esta especie, por lo que agradecerán que se les envíe cualquier observación de una de estas aves marcadas. La dirección de contacto es grupoibericodeanillamiento@gmail.com

lunes, 6 de octubre de 2008

Las primeras nevadas

Llagu Enol y Peñasanta al fondo

Llagu la Ercina y Peñasanta al fondo

Peñasanta de Enol

Ya llegaron las primeras nevadas a las cumbres de los Picos de Europa coincidiendo con la bajada de temperaturas de la semana pasada. Este domingo, las cumbres por encima de los 1500 metros de altura ya aparecían cubiertas de nieve. El verano ya se ha terminado definitivamente y el monte ya está cambiando de color, el verde de las hayas se va transformando en rojo y amarillo.

viernes, 3 de octubre de 2008

Una visita inesperada


En las jornadas de observación de aves marinas en paso, de vez en cuando aparece algo que se sale de lo normal. En esta ocasión, mientras disfrutabamos del paso de alcatraces y pardelas en la Punta la Vaca (Lluanco, Asturies) una Mantis religiosa apareció volando y se posó en mi telescopio. Allí permaneció un buen rato hasta que se marchó a una roca cercana, desde donde nos brindó una imagen poco usual.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Erizo común

El erizo (Erinaceus europaeus) es una especie muy común en la cornisa cantábrica, aunque desgraciadamente donde se ve más frecuentemente es atropellado en la carretera. El erizo es el insectívoro europeo de mayor tamaño y además de insectos consume lombrices, frutos e incluso huevos de aves. Es de hábitos nocturnos y suele salir de su madrigera cuando se pone el sol. En el otoño, cuando las temperaturas descienden de los 9-10ºC los erizos entran en un periodo de hibernación que dura hasta la primavera, aunque en ocasiones abandonan el refugio por cortos periodos de tiempo en días calurosos.


El ejemplar de la fotografía lo encontramos en una carretera, después de haber sido golpeado por un coche, lo que le produjo algunas heridas en la cabeza de las que esperamos que se pueda recuperar